top of page
Buscar
  • Editorial Or LeIsrael

Parasha Vayigash

Actualizado: 2 ene


PARASHA VAYIGASH
.pdf
Download PDF • 1.92MB

DEDICADO PARA EL ÉXITO, SALUD Y PROSPERIDAD

DE LA FAMILIA SEGAL MOGHRABI

QUE SIEMPRE TENGAN ALEGRÍAS, SATISFACCIONES Y ABUNDANCIA EN LO ESPIRITUAL Y MATERIAL


En la Parasha anterior de Miketz describimos el reencuentro de Yosef y sus hermanos y la acusación a Binyamin por el hurto de la copa de Yosef. En nuestra Parasha relataremos la revelación de la identidad de Yosef a sus hermanos y el descenso de Yaacob a Egipto.


Yehuda intenta liberar a Binyamin:

Cuando Yehuda escucha que el virrey de Egipto quiere dejar a Binyamin en su posesión como sirviente y enviar de regreso a sus casas al resto de los hermanos, intenta convencerlo de que libere a Binyamin y quedarse él en su lugar.


Yehuda tomó sobre sí la responsabilidad del bienestar de Binyamin, él se comprometió a regresarlo sano y salvo a su padre. Él podía haberse eximido a sí mismo con la excusa de que Binyamin hurtó la copa y ello lo despojaba de su responsabilidad por su bienestar, sin embargo, Yehuda estaba dispuesto a perder su libertad e incluso su vida con tal de cumplir con el juramento que le hizo a su padre y la responsabilidad del bienestar de su hermano menor. Debemos comprender que las palabras que la persona saca de su boca tienen significado y relevancia, por ello es importante cuidarnos de lo que decimos.


Yosef se revela ante sus hermanos:

Yosef ve que sus hermanos están arrepentidos de haberlo vendido – este era el propósito del sufrimiento que les causó y decide revelarles su identidad. Para no avergonzarlos hace salir del cuarto al resto de las personas. Cuando todos se retiran, Yosef rompe en llanto y les revela a sus hermanos que él es Yosef su hermano y les pregunta si Yaacob su padre realmente sigue en vida tras el gran sufrimiento que su venta le causó. A pesar de todo, los tranquiliza diciendo que no les guarda rencor por haberlo vendido, puesto que es evidente que todo lo sucedido fue para su beneficio, debido a que por su mérito hay comida en Egipto para todos los años de hambruna y es obvio que todo había sido decretado por Hashem.


Yosef y el Faraón invitan a Yaacob a Egipto:

Yosef los apresura a regresar a su padre, revelarle que Yosef su hijo está vivo y lo invita a él junto a su familia a descender a Egipto a establecerse ahí y él proveerá para todos en los cinco años restantes de hambruna. El Faraón escucha que los hermanos de Yosef se encuentran en Egipto, al principio él no sabía que Yosef provenía de la prestigiosa y honrada familia de Abraham y no era un simple siervo sin identidad. Entonces, le ofrece a Yosef traer a su familia a vivir a Egipto, dándole a los hermanos abundantes carretas para traer a todos los miembros de su familia y sus pertenencias a Egipto. Yosef les da regalos y comida para sus familias y los despide. Los hermanos llegan donde Yaacob, le cuentan que Yosef está vivo, es el virrey de Egipto y le pide que venga a vivir a su lado.


Cuando Yaacob ve que dicen la verdad, regresa su espíritu y la alegría por vivir que había perdido desde que escuchó que Yosef había fallecido. Y también vuelve a posar sobre él el Ruaj Hakodesh (Providencia divina) que lo había abandonado desde ese momento. Yaacob está contento de bajar a Egipto y vivir cerca de Yosef al final de sus días. Pero primero, Yaacob viaja junto a su familia a Beer Sheba, ahí ofrenda Korbanot (Sacrificios) para Hashem y le pregunta si tiene permitido bajar a Egipto. Hashem se le revela en una Profecía y le dice que baje a Egipto y le predice que saldrá de él una gran familia, prometiéndole que Él bajará a su lado a Egipto, subirá con él a la Tierra de Kenaan(Israel) para su sepultura y que Yosef no fallecerá mientras Yaacob este con vida.


El conteo de las personas que llegaron a Egipto:

Yaacob viaja a Egipto junto a su familia y todas sus posesiones. Un total de 66 personas bajaron junto a Yaacob, cuando entraron a Egipto le nació una hija a Levi, con Yosef y sus dos hijos el conteo de la familia de Yaacob era de 70 personas.


El encuentro de Yaacob y Yosef:

Cuando Yaacob llega a Egipto, Yosef sale a su encuentro, este es un momento muy emocionante, tras 22 años en los cuales Yaacob creía que Yosef no estaba vivo.


El encuentro del Faraón con Yaacob y sus hijos:

Cuando el Faraón conoce a los hermanos de Yosef y les pregunta a qué se dedican, ellos – según el consejo de Yosef, le contestan que son pastores. Dado que los pastores son crueles ante los ojos de los egipcios – puesto que las ovejas son los dioses egipcios, obviamente el Faraón deseará establecerlos en un lugar alejado, así podrán cuidarse a ellos mismos de no juntarse con los egipcios. Efectivamente, el Faraón les otorga la ciudad de Goshen, la cual poseía abundantes campos para su ganado y estaba alejada del resto de Egipto. Yaacob bendice al Faraón.


Los hijos de Yaacob podían haber ganado fama y gloria mundial en Egipto, el Faraón le preguntó a Yosef si sus hermanos eran valientes y dignos de estar frente a su ejército. Realmente los hermanos de Yosef eran valientes, ellos podían haber llevado al ejército de Egipto a lograr grandes victorias siendo apreciados y famosos en el mundo entero. A pesar de eso, ellos prefirieron quedarse en las sombras, marginados y distantes del resto de Egipto, únicamente para cuidarse a ellos y a su judaísmo. Ellos sabían que la verdadera gloria es el testimonio de la Tora de que permanecieron fieles a su judaísmo también en la tierra de Egipto y no la gloria de carne y hueso.


Yosef establece a sus familiares en la tierra de Ramses en Goshen, les otorga terrenos y provee para ellos.


Yosef adquiere las tierras de Egipto para el Faraón:

Mientras tanto, aumenta la hambruna y el dinero se agota en las tierras de Egipto y Kenaan, las personas no tienen con qué comprar comida de manos de Yosef. Yosef adquiere todos los animales de ellos a cambio de comida. Al agotarse la comida ya no tienen con qué pagar, entonces, Yosef adquiere sus tierras para el Faraón y a las personas como sirvientes del Faraón, a excepción de los sacerdotes de Egipto que reciben sus alimentos del rey. Para acostumbrarlos a que los terrenos ya no les pertenecen Yosef los establece en otras ciudades dentro de Egipto. Yosef les da granos para sembrar en las tierras, y hace un acuerdo con ellos en el cual la quinta parte de la cosecha pertenecerá al Faraón y el resto será de ellos.


El Pueblo de Israel se multiplica y fructifica abundantemente en la tierra de Goshen.


“SHABAT SHALOM”



12 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page