Buscar
  • Editorial Or LeIsrael

TISHA BEAV (9 DE AV)

Actualizado: hace 3 días


TISHA BEAV 5782
.pdf
Download PDF • 3.21MB

NUESTRO EQUIPO DE LA EDITORIAL OR LEISRAEL DECIDIÓ PUBLICAR LA CONMEMORACIÓN DE ESTE DÍA DE AYUNO EN LA SECCIÓN DE FESTIVIDADES YA QUE TODOS ESTOS DÍAS DE AFLICCIÓN PRONTAMENTE SE CONVERTIRAN EN DÍAS DE FESTEJO Y REGOCIJO CON LA LLEGADA DEL MASHIAJ SIENDO QUE ESTAMOS EN LOS TIEMPOS DE LA REDENCIÓN FINAL


El ayuno del 9 de Av, es el segundo de los cuatro ayunos nombrados en el Libro del Profeta Zejaria (Zacarias): “Así dijo Hashem el cuarto ayuno (El del 17 de Tamuz el cual es en el cuarto mes), el quinto ayuno (Tisha Beav – el 9 de Av), el séptimo ayuno (El 3 de Tishrei) y el décimo ayuno (El 10 de Tevet) serán de fiestas y alegrías para los judíos y de buenos tiempos. Este ayuno fue instituido por Nuestros Sabios de Bendita Memoria.

Estos ayunos fueron instituidos por los Profetas (Los cuales se encontraban al final de la época de los Profetas luego de la destrucción del Primer Bet Hamikdash) en recuerdo a la sucesión de eventos trágicos ocurridos a través de la historia judía los cuales trajeron finalmente a la destrucción de los dos Bet Hamikdash y al exilio del Pueblo de Israel (A lo largo de las generaciones en estos días ocurrieron sucesos trágicos los cuales también fueron incluidos por Nuestros Sabios para ser recordados).

Para despertar en nosotros el sentimiento de pérdida por la destrucción del Bet Hamikdash y por el exilio que esto generó, los Profetas instituyeron estos días como días de ayuno e introspección para corregir nuestras acciones y acercarnos a Hashem.


¿Sobre qué eventos fue fijado el ayuno de Tisha Beav?

En este día ocurrieron cinco tragedias al Pueblo de Israel.

1) Al Pueblo de Israel le fue decretado no entrar a la Tierra de Israel:

Cuando el Pueblo llegó a la Tierra de Kenaan (Israel), luego de la salida de Egipto, enviaron espías a verificar si la Tierra era buena y cómo podrían conquistarla. Cuando los espías regresaron contaron en pánico que en la Tierra había una epidemia la cual hizo que muchos de los habitantes fallecieran, las naciones que habitaban en ella eran muy fuertes y gigantes, diciendo que no había posibilidad de ganarles en la guerra. El Pueblo de Israel creyeron en las palabras de los espías y se quejaron a Moshe por haberlos sacado de Egipto para hacerlos morir en la guerra contra las naciones de Kenaan y decidieron volver a Egipto. Esa noche se reunió toda la congregación y todo el Pueblo lloró amargamente. Esa noche era la noche de Tisha Beav.

Por no haber confiado en la palabra Divina de que la Tierra de Israel es la tierra de la cual emana leche y miel (Y a propósito Hashem había enviado una epidemia para que los habitantes estuvieran ocupados en los entierros y no descubrieran a los espías), y que el Pueblo de Israel saldría victorioso en la guerra, Hashem decretó que deambularían por el desierto durante cuarenta años hasta que todos fallecieran y entrarían a la Tierra de Israel únicamente sus descendientes. La noche en la cual les fue decretado que no entrarían a la Tierra de Israel era el 9 de Av.

2) La destrucción del Primer Bet Hamikdash:

El sitio a Jerusalén a manos de Nabuzaradan el ministro del ejército de Nabucodonosor el rey de Babilonia comenzó el día 10 de Tevet del año 3336 desde la creación del mundo (424 años antes de la era común). Luego de dos años y medio el 9 de Tamuz los babilonios lograron romper las murallas de Jerusalén y entraron a ella, el 7 de Av entraron al Bet Hamikdash y al anochecer del 9 de Av del año 3338 desde la creación del mundo (422 años antes de la era común) el Bet Hamikdash fue destruido e incendiado. Un total de 10.000 judíos fueron exiliados a Babilonia por Nabucodonosor. El resto del Pueblo fue asesinado cruelmente, hombres, mujeres y niños.

3) La destrucción del Segundo Bet Hamikdash:

Luego de 3 años y medio de sitio a Jerusalén a manos de Vespasiano el ministro del ejército romano, quien posteriormente fue coronado César y su hijo Titus lo sucedió como ministro del ejército, el 17 de Tamuz los romanos lograron romper las murallas de Jerusalén y entrar en ella. Y el 9 de Av del año 3838 desde la creación del mundo (El año 68 de la era común) el Segundo Bet Hamikdash fue destruido e incendiado. Durante la ocupación de Jerusalén fueron asesinados millones de judíos, hombres, mujeres y niños. La ocupación de la ciudad fue precedida por una terrible hambruna que prevaleció en Jerusalén, a causa de un grupo de forajidos que no aceptaron las órdenes de los Sabios de Israel que buscaban un tratado de paz con los romanos, lo cual hubiera evitado la destrucción del Bet Hamikdash y el asesinato de millones de judíos. Ellos quemaron todos los depósitos de comida que había en Jerusalén los cuales podían abastecerlos por 21 años, para obligar a los judíos a salir a la guerra en contra de los romanos. Y con esta acción muchos judíos murieron de hambre antes de que los romanos lograran matarlos.

4) La destrucción de la ciudad de Beitar:

52 años tras la destrucción del Segundo Bet Hamikdash a manos del malvado Titus. 52 largos años de sufrimiento, tortura, miedo y depresión bajo el mandato de los crueles romanos. Cuando el César Adrianus fue coronado, la situación de los judíos empeoró aún más. Este gobernante tirano buscó oprimir aún más a los judíos, imponiendo decretos que prohibían estudiar Tora y observar las Mitzvot (Preceptos). Esa es la llamada “Época de destrucción” de la cual hablan los sabios del Talmud, considerada una de las épocas más difíciles en la historia del Pueblo de Israel. Sin embargo, él se encontró con la oposición de los judíos. A la cabeza de los opositores al gobierno romano se encontraba Bar Kojba, quien organizó una gran rebelión en contra de los romanos (Bar Kojba era un hombre justo y podía haber sido el Mashiaj, trayendo la redención del Pueblo de Israel como creían los sabios de esa generación, dirigidos por Rabi Akiva). Los pocos judíos salieron a la guerra con gran coraje en contra del poderoso ejército romano, causándoles grandes pérdidas. Sin embargo, poco a poco los romanos fueron conquistando una ciudad después de la otra hasta que la ciudad de Beitar quedó como último bastión de los judíos rebeldes. Beitar era una ciudad fortificada en la cima de las montañas y era muy difícil de conquistar.

Durante tres años y medio los romanos sitiaron Beitar y el 9 de Av, 52 años después de la destrucción del Segundo Bet Hamikdash la ciudad de Beitar fue conquistada y los romanos entraron, asesinando a millones de personas que habitaban en ella, entre ellos Rabi Akiva y otros grandes justos del Pueblo de Israel.

5) Fue Arado el lugar del Bet Hamikdash:

Luego de la destrucción del Segundo Bet Hamikdash el malvado Turnus Rufus, uno de los reyes romanos, aró la tierra de Jerusalén para el establecimiento de la ciudad “Aelia Capitolina” en la cual se establecería un templo para “Júpiter” una deidad romana, sobre las ruinas de Jerusalén.

Es importante señalar que en el período posterior ocurrieron tragedias adicionales el 9 de Av como: la deportación de los judíos de Inglaterra en el siglo 13, la expulsión de los judíos de Francia al comienzo del siglo 14 y la expulsión de los judíos de España en el siglo 15, entre otras. Todas ellas ocurrieron el día 9 de Av.


Las cinco prohibiciones de Tisha Beav:

El día 9 de Av fue establecido como un día de duelo nacional y de ayuno en el cual fueron prohibidas cinco cosas: 1) Comer y beber. Aquellos que tengan dudas sobre si deben comer o beber con fines medicinales o similares, deben aconsejarse con un Rabino acerca de su obligación de ayunar y de qué forma pueden comer o beber. 2) Lavarse una parte del cuerpo, incluso con agua fría. Únicamente si hay necesidad como limpiarse una suciedad de su cuerpo. 3) Untarse aceites o cremas en su cuerpo por cosmética, por una necesidad médica es permitido. 4) Calzar zapatos de cuero, incluso si únicamente la suela está hecha o cubierta de cuero, pero zapatos de goma y tela están permitidos. 5) Tener intimidad.

Las costumbres de duelo:

Está prohibido realizar acciones que generen alegría y distraen del duelo, como estudiar Tora lo cual alegra el corazón, a excepción de las Halajot (Leyes) de duelo o la descripción de la destrucción y otras acciones que generen sufrimiento, los cuales están permitido estudiar. También está prohibido leer libros, a excepción de aquellos que describen la destrucción el Bet Hamikdash o el Holocausto, entre otros. En este día no se saluda al prójimo. Acostumbramos a no sentarnos en una silla (Hasta el mediodía) en su lugar nos sentamos en un taburete bajo o en el piso.

Estas prohibiciones comienzan al atardecer del día 9 de Av y hasta la salida de las estrellas del día 10 de Av (A excepción de sentarse sobre una silla lo cual está permitido a partir del mediodía del 9 de Av). También al finalizar Tisha Beav hay acciones que continúan siendo prohibidas como el consumo de carne o beber vino y otras prohibiciones adicionales las cuales varían según la costumbre de cada comunidad, debido a que la quema del Bet Hamikdash continuó también el día 10 de Av.


Tefilot (Plegarias):

En la Amida agregamos la Plegaria de “Anenu”, indicada para todo ayuno. También una bendición especial acerca de la destrucción del Bet Hamikdash la cual comienza con “Hashem consuela a los dolientes de Tzion y a los dolientes de Jerusalén”, la cual es recitada únicamente en Tisha Beav en la bendición de “Bone Yerushalaim”. Y no dicen Tajanun en las plegarias de Shajrit y Minja.

Luego de la plegaria de Arvit es leída la “Meguilat Eija”, compuesta por el Profeta Yirmiyahu acerca de la destrucción del Primer Bet Hamikdash que ocurrió en su época. En algunas comunidades la plegaria de Shajrit es recitada sin Talit y Tefilin. Luego de la Amida en Shajrit y Minja es leída la Tora y la Haftara. Luego de la lectura de la Tora en la plegaria de Shajrit leemos Kinot(Lamentaciones) acerca de la destrucción del Bet Hamikdash.


9 de Av que cae en Shabat:

Este año el 9 de Av cae en Shabat, dado que Shabat es un día de alegría, no podemos ayunar ni practicar costumbres de luto, el ayuno es pospuesto al domingo, el 10 de Av. Este año el ayuno de Tisha Beav comienza en Shabat al atardecer (Debemos finalizar la Seuda Shlishit temprano), hasta el domingo en la noche. Pero los zapatos debemos quitarnos únicamente al finalizar Shabat luego de decir “Hamabdil Ben Kodesh Lejol”. La Habdala es recitada el domingo después del ayuno sin vela ni aromas, comenzando con la Bendición de “Bore Peri Haguefen”. Sobre la vela bendecimos la noche del 9 de Av.


Seuda Mafseket:

En la Seuda Mafseket, la comida antes del ayuno es permitido comer únicamente un plato y acostumbramos a comer un pan con huevo untado en cenizas. Sin embargo, este año comemos una Seuda Shlishit común y está permitido incluso beber carne y vino, pero debemos finalizar antes de la Shekia (Puesta del Sol).


La importancia del duelo por Jerusalén:

Nuestros Sabios dijeron: Todos los que lloran por Jerusalén tienen el mérito de ver su alegría y reconstrucción. Y los que no lloran por Jerusalén no verán su alegría y reconstrucción. Cuentan que una vez Napoleón Bonaparte llegó en Tisha Beav a una comunidad de judíos y vio a todos en la Sinagoga sentados sobre el piso llorando. Le explicaron que estaban llorando por la destrucción del Bet Hamikdash ocurrida 1800 años antes. Napoleón dijo: Una nación que puede llorar por la destrucción que ocurrió hace tantos años por supuesto que llegará a construir su ruina.


Las razones de la destrucción:

El primer Bet Hamikdash fue destruido a causa de tres transgresiones graves que cometió el Pueblo de Israel: Relaciones prohibidas, derramamiento de sangre y Avoda Zara (Idolatría). El Segundo Bet Hamikdash fue destruido principalmente por el odio gratuito. Beitar fue destruida porque atribuyeron el éxito a ellos mismos y no a Hashem y porque se alegraron por la destrucción de Jerusalén.

Ya que estas son las razones de la destrucción y el exilio, debemos crear razones para la redención, intentaremos corregirnos a nosotros mismos fijando tiempos para el estudio de la Tora y la observancia de las Mitzvot, amor al prójimo y consideración por los demás.

Sea Su voluntad que el día de Tisha Beav sea transformado prontamente en un día de regocijo y alegría con la construcción del Bet Hamikdash pronto en nuestros días.


TZOM KAL

FÁCIL AYUNO

65 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo