Buscar
  • Editorial Or LeIsrael

Parasha Ki Tabo

Actualizado: 8 oct


PARASHA KI TABO 5782
.pdf
Download PDF • 1.98MB

DEDICADO PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE SHALOM (SULTAN) BEN HANINA Z”L

PARA EL ÉXITO, SALUD Y PROSPERIDAD DE SU DESCENDENCIA

QUE SIEMPRE TENGAN ALEGRÍAS, SATISFACCIONES Y ABUNDANCIA EN LO ESPIRITUAL Y MATERIAL

En la Parasha anterior de Ki Tetze, Moshe repasó numerosas Mitzvot (Preceptos) de la Tora junto al Pueblo de Israel. En nuestra Parasha Moshe describe la declaración de las Bendiciones y las Maldiciones que se llevaría a cabo cuando el Pueblo de Israel entre a la Tierra de Kenaan (Israel), también los instruyó acerca de la “Mitzva de Bicurim” (El Precepto de las Primicias) y “Biur Maasrot” (Eliminar los diezmos). En esta Parasha Moshe lleva al Pueblo de Israel a concretar un Pacto de juramento con Hashem sobre el cumplimiento de Sus Mitzvot.


La Mitzva de Bicurim:

Luego de la conquista de la Tierra de Kenaan, al establecerse en ella, cada uno de los integrantes del Pueblo de Israel debe tomar el primer fruto que crezca de su campo y traerlo al Bet Hamikdash agradeciendo a Hashem por todas las bondades realizadas al Pueblo de Israel, desde la salida de Egipto hasta ahora.


Aquí la Tora nos enseña a no observar la vida de forma limitada, no es suficiente con agradecerle a Hashem acerca de las bondades que realiza con nosotros y nuestras familias, sino también por las bondades que realizó con nuestros antepasados, con todo el Pueblo de Israel, puesto que si no fuera por esos actos de bondad a nuestros antepasados nosotros no estuviéramos donde estamos en la actualidad, por lo tanto, las bondades realizadas a ellos también nos fueron hechas a nosotros y debemos agradecerlas. Todo lo que hace una persona debe ser considerado, no solo si hay beneficio en este momento, sino también si hay beneficio en el futuro.


La Mitva de Biur Maasrot:

En la víspera de la Festividad de Pesaj del cuarto año del ciclo de Shemita (El séptimo año de cada ciclo en el cual debemos dejar de trabajar los campos de la Tierra de Israel), debemos sacar de nuestros depósitos los Maasrot (Diezmos) de las cosechas de los años anteriores y entregárselos a los Leviim y a los pobres. Luego de que la persona saca todos los Maasrot de su casa se dirige a Hashem atestiguando todos los tipos de Maasrot que sacó de su casa y cómo cuidó su Kedusha (Santidad) todo el tiempo que estuvieron en su posesión, finalmente pide que por el mérito de ello Hashem cuide a todo el Pueblo de Israel y lo bendiga.


Moshe le recuerda a todo el Pueblo de Israel que todas las Mitzvot fueron ordenadas por Hashem y deben llevarlas a cabo con entusiasmo y con todo el corazón, debido a que el Pueblo de Israel fue elegido por Hashem de entre todas las naciones para ser Su Pueblo elegido y ellos lo aceptaron.


La escritura de la Tora:

Moshe le dice al Pueblo de Israel que cuando crucen el río Yarden y entren a la Tierra de Kenaan, deben tomar 12 piedras grandes del Yarden y cuando lleguen al Monte Ebal, erigirán con ellas un Mizbeaj (Altar) y sacrificarán en el KorbanotOla (Sacrificios de Ascensión) los cuales son incinerados en su totalidad para Hashem y Korbanot Shelamim (Sacrificios de Paz) los cuales son consumidos también por sus dueños, comiendo y regocijándose por el hecho de que Hashem los introdujo a la Tierra de Israel. Luego de esto deben escribir la Tora sobre estas piedras, en setenta idiomas.


La declaración de las Bendiciones y Maldiciones:

Moshe les describe como realizarán la declaración de las Bendiciones y las Maldiciones: Luego de la ofrenda de los Korbanot y la escritura de la Tora, realizarán una declaración de Bendiciones y Maldiciones con respecto al cumplimiento de las Mitzvot: Las Tribus de Shimon, Levi, Yehuda, Isajar, Yosef y Biniamin estarán de pie en el monte Guerizim. Las Tribus de Reuben, Gad, Asher, Zebulun, Dan y Naftali estarán de pie en el monte Ebal. Los ancianos de la Tribu de Levi estarán de pie entre los dos montes y tendrán en las manos el Aron Habrit (Arca de la alianza).

Al decir las Bendiciones los ancianos se dirigirán hacia el monte Guerizim y al decir las Maldiciones se dirigirán hacia el monte Ebal, los integrantes del Pueblo de Israel deberán decir Amen a las Bendiciones y a las Maldiciones, queriendo demostrar que están de acuerdo con esta declaración.

Las Bendiciones y las Maldiciones recaerán según la observancia de todas las Mitzvot, sin embargo, hay Mitzvot las cuales los ancianos mencionarían de una manera especial y ellas son: La prohibición de Avoda Zara (Idolatría), el desprecio a los padres, invadir el terreno del prójimo, dar un mal consejo, distorsionar un juicio, relaciones prohibidas, la prohibición de Lashon Hara (Difamación) y recibir soborno.


Lo que estas prohibiciones tienen en común es que quién las viola demuestra lo corruptas que son sus cualidades: La Avoda Zara es una traición a Hashem quien le provee todas sus necesidades. También el desprecio a los padres que le dieron lo más valioso – la vida, muestra una ingratitud incomparable. Al invadir el terreno del prójimo – quien se apodera de algo que no le pertenece y se lo quita a su dueño es un egoísta, no tiene consideración por su compañero. Dar malos consejos a propósito demuestra deslealtad y no se puede confiar en una persona así. Quien comete la transgresión de relaciones prohibidas está lleno de lujuria. Y quien habla Lashon Hara se deleita del fracaso de los demás. Estas prohibiciones van completamente en contra de la naturaleza del Pueblo de Israel, por lo tanto, es necesario recordarlas de forma especial para saber cuánto debemos alejarnos de ellas.


Al finalizar, los ancianos de la Tribu de Levi se dirigirán al monte Guerizim diciendo: Todo aquel que cumpla el resto de las Mitzvot de la Tora, será bendecido y el Pueblo de Israel contestará Amen. Y se dirigirán hacia el monte Ebal diciendo: Todo aquel que no cumpla el resto de las Mitzvot de la Tora, será maldecido y el Pueblo contestará Amen. Esta declaración ocurrió, como está descrito en el Libro de Yeoshua (Capítulo 8 – Versículo 33) y nos obliga eternamente.


Estableciendo el Pacto - La descripción de las Bendiciones:

En estos momentos Moshe introduce al Pueblo de Israel a un Pacto con Hashem sobre el cumplimiento de las Mitzvot (La razón por la realización del Pacto y la preparación para él serán descritas en la próxima Parasha de Nitzabim), la realización del Pacto incluye la obligación de cuidar las Mitzvot de Hashem y las Bendiciones y Maldiciones que vendrán sobre ellos si cumplen o no con el Pacto. Moshe detalla las Bendiciones y Maldiciones por cumplir las Mitzvot, comenzando con la descripción de las Bendiciones: Tendrá bendición en el comercio, en la producción, el ganado, en el rebaño, en la comida y también en su descendencia y en todos los demás aspectos. La bendición lo protegerá de no caer en las transgresiones a lo largo de su vida.


¿Cómo es posible bendecir a una persona para que se cuide de cometer transgresiones, después de todo depende de su voluntad y elección, si decide ser una persona justa se alejará de toda trasgresión y si decide ser una persona malvada no se alejará?

La intención de esta bendición es que realmente la persona no posee el poder de cumplir todas las Mitzvot a la perfección y de alejarse de todas las transgresiones, pero quien cumple todo lo que está en su poder cumplir, Hashem lo ayudará a lograr incluso lo que le era imposible. Y Él lo alejará de todas las transgresiones de las cuales les sería imposible alejarse de otra manera. Esto es todo lo que se requiere de nosotros, hacer lo que está en nuestras posibilidades, el resto Hashem nos ayudará a lograrlo.


Y quien se santifique y se acerque más a Hashem, hará que el nombre de Hashem se eleve hasta que incluso las naciones gentiles teman de Él. Todas estas Bendiciones se llevarán a cabo en el Pueblo de Israel, también cuando en el resto del mundo haya hambruna y una situación difícil, el Pueblo de Israel tendrá abundancia en todo y no carecerá de nada. En la Tierra de Kenaan caerá la lluvia en su momento indicado, el Pueblo de Israel poseerá una riqueza tan abundante que las naciones les pedirán préstamos. El Pueblo de Israel es la nación que liderará el mundo y no otra nación. Estas Bendiciones se cumplirán si el Pueblo de Israel observa todas las Mitzvot de Hashem en su totalidad y así las Bendiciones se cumplirán en su totalidad.


La descripción de las Maldiciones:

Las Maldiciones que vendrán al Pueblo de Israel si no observan las Mitzvot de Hashem son las siguientes: Maldición en el comercio, en la producción, en el ganado, en el rebaño y también en la descendencia (No se multiplicarán abundantemente) y en todos los demás aspectos, no se alejarán de las transgresiones y fallecerán sin méritos. Habrá muchas enfermedades, sequía, guerras, secuestros, asesinatos, pánico, miedo, inquietud, falta de tranquilidad, esclavitud, desgracias, hambruna constante, asedios que destruirán la Tierra de Israel y serán exiliados de ella, tendrán grandes sufrimientos y miedo también en el exilio. Estas Maldiciones le vendrán al Pueblo de Israel si no obedecen a Hashem y no cumplen Sus Mitzvos.


Junto a la realización de las Bendiciones en distintas épocas a lo largo de la historia, como en la época del reinado del Rey Shlomo, desafortunadamente, estuvimos presentes varias veces también en la realización de las Maldiciones, las más conocidas son la destrucción del Primero y el Segundo Bet Hamikdash. En esos momentos el Pueblo de Israel se encontraba extremadamente alejado de Hashem y el juicio determinaba que las Maldiciones les debían ser aplicadas. Sin embargo, la elección está en nuestras manos, podemos lograr que las Bendiciones recaigan sobre nosotros y seamos meritorios de una vida alegre y sin preocupaciones por medio del esfuerzo en el cumplimiento de las Mitzvot de Hashem.


Luego de la realización del Pacto, Moshe le recordó al Pueblo de Israel los milagros que atestiguaron en Egipto y en el desierto, y que por medio de ellos pudieron ver que Hashem supervisa las acciones de la persona, por ellas castigó a Parho y a sus sirvientes, cada uno según le correspondía y al Pueblo de Israel lo cuidó en el desierto y les satisfizo todas sus necesidades. Esto debe generarles temor y reverencia a Hashem y considerar cuidadosamente la importancia de este Pacto.


“SHABAT SHALOM”

23 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo