Buscar
  • Editorial Or LeIsrael

Parasha Truma

Actualizado: 3 mar


Parasha Truma
.pdf
Download PDF • 1.88MB

DEDICADO PARA EL ÉXITO Y LA PROSPERIDAD DEL MATRIMONIO

FAMILIAS BENDAYAN YELINEK

QUE ESTA UNION TRAIGA ALEGRIAS Y SATISFACCIONES AL PUEBLO DE ISRAEL.


En la Parashá anterior, después de que los Hijos de Israel escucharon las leyes de Hashem, Moshé subió nuevamente al monte Sinaí para recibir de D-os el resto de las Mitzvot de la Torá.


Nuestra Parashá explica los preceptos relacionados con las leyes del Tabernáculo y sus utensilios, y es la primera de cuatro Parashiot de la Torá dedicadas a este tipo de leyes.

Hashem pidió preparar un lugar especial dedicado exclusivamente al servicio Divino, por medio del cual Él pudiera estar más cerca del pueblo de Israel. Este lugar se llamó “Mishkán”, por su raíz en la palabra “lishkón” (reposar). La raíz de su nombre refleja su objetivo: Hashem desea reposar dentro del pueblo de Israel.


Los materiales necesarios para la construcción del Tabernáculo fueron donados voluntariamente por los Hijos de Israel de sus propios bienes privados. Todos, con excepción de la plata, para este material fue designado un monto fijo: cada integrante del pueblo debía donar medio shekel. En cambio, en el resto de los materiales no había obligación ni presión de llevar una cantidad fija. Todo lo ofrecido surgió de la motivación y la buena voluntad de los Hijos de Israel.


Utensilios del Tabernáculo:


El Arca


El Arca tenía la función de contener las Tablas de la Ley que Moshé recibiría más adelante, tras su estadía en el monte Sinaí, y sobre las que estarían grabados los Diez Mandamientos. Estaba hecha de un tipo de madera llamada “Shitim”(acacias) y bañada en oro tanto por dentro como por fuera.


La cubierta del Arca estaba hecha de oro y se llamaba “Kaporet”. Sobre el kaporet de los dos lados estaban uno frente al otro dos “Kerubim”(querubines), los querubines eran imágenes con rostro de niño que poseían alas extendidas. Cuando Hashem hablaba con Moshé en el Tabernáculo, la voz emergía de entre los dos querubines.


El Arca estaba ubicada en el lugar más sagrado del Tabernáculo, llamado “Kodesh HaKodashim”. El resto de los utensilios, en cambio, se encontraban en una parte del Tabernáculo con menos santidad, llamada “Kodesh”.


¿Por qué el Arca debía estar cubierta de oro también en su interior, si esa parte nadie la veía? Nuestros sabios aprendieron de aquí que el interior de una persona debe asemejarse a su exterior. Debe ser una persona completa no sólo en su parte externa, en donde todos lo ven y lo admiran, sino también en su interior, donde nadie lo puede ver – excepto Hashem. Debemos saber que la grandeza verdadera del hombre se mide tanto según las acciones que realiza en el interior de su hogar, como según aquello que realiza en el exterior. Quién desee hacer acciones de bondad, ¡Debe comenzar en su casa, con su esposa e hijos!


La Mesa


La Mesa debía tener sobre ella los 12 panes, que eran colocados ahí de un Shabat al siguiente. Este pan especial se llamaba “Lejem haPanim”. La Mesa estaba hecha de árboles de Shitim (acacias) y estaba bañada en oro. A su alrededor tenía un borde y sobre él sobresalía una corona de oro. Los panes estaban distribuidos sobre un soporte de oro que permitía que el aire circulara entre ellos y no se deteriorarán por el calor.


La Mesa representa el sustento económico que Hashem le envía al pueblo de Israel. La bendición de D-os no puede recaer sobre un lugar vacío, y por eso era necesario que siempre hubiera sobre ella pan, en donde reposara la bendición. Debemos esforzarnos para llenar nuestras vidas con el estudio de Torá y las buenas acciones, para que también sobre nosotros pueda recaer la bendición Divina.


La Menorá


La Menorá (candelabro) debía estar hecha de una sola pieza de oro puro. También los adornos que habían sobre ella debían estar hechos de esa misma pieza de oro. Estaba compuesta de un brazo central del cual salían otros seis brazos, tres de cada lado. Junto con el brazo central eran siete brazos de una misma altura. La base de la Menorá tenía tres patas. Y sobre cada uno de los brazos había un recipiente de oro, en donde se colocaba el aceite y las mechas para encender las velas.

A Moshé le resultó difícil comprender la explicación de Hashem sobre cómo diseñar la Menorá. Por ello, D-os le mostró un ejemplo de una Menorá de fuego y le dijo que debía hacerla según el modelo que le acababa de mostrar.


A Moshé le resultó difícil comprender lo siguiente: ¿Cómo es posible servir a D-os a través de objetos materiales, como la Mesa, la Menorá o el Arca? Hashem le mostró que si estos objetos están hechos “con fuego”, es decir, una acción realizada con un propósito definido a través de sentimientos de alegría y entusiasmo, pueden ser utilizados para servir a D-os. Ese es, en definitiva, el objetivo: utilizar las acciones materiales, como el comer, el dormir y los placeres, no para alejarnos de D-os, sino justamente lo contrario, como medios para acercarnos a Él.


Las paredes del Tabernáculo


Las paredes del Tabernáculo estaban hechas de 48 columnas del árbol de Shitim (acacias) bañadas en oro.


El techo del Tabernáculo


El techo del Tabernáculo estaba hecho de diez mantas de hilos muy gruesos de lana y de lino, y sobre cada una de estas mantas estaba tejida la imagen de un Kerubim (querubín) que podía ser vista de ambos lados. Para que el tejido pudiera ser visto de los dos lados a la vez era preciso una artesanía extraordinaria.


Sobre esta capa de mantas, había una segunda cobertura, hecha de once mantas compuestas por lana de cabras. Y sobre esta segunda cobertura, había una tercera, compuesta de cuero de oveja de color rojo y con cuero de Tejashim, un animal de colores hermosos que fue creado especialmente para cumplir con los requerimientos del Tabernáculo. Esta última cobertura tenía como objetivo proteger el Tabernáculo de la lluvia y la suciedad.


Parojet


El Parojet era una cortina designada para separar entre el “kodesh haKodashim” y el “kodesh”, es decir, del resto del Tabernáculo. El Parojet estaba hecho de hilos de lana y lino muy gruesos, y sobre él estaban tejidas las imágenes de los kerubim (querubines) de los dos lados.


El Altar de Ascensión


El Altar de Ascensión era un altar cuadrado, designado especialmente para quemar sobre él las partes de las ofrendas luego de que sean faenadas. Estaba hecho de árboles de Shitim (acacias) y bañado en cobre. El Altar tenía cuatro anillos fijos y cuando deseaban moverlo, ingresaban en ellos unos bastones.


El Patio del Tabernáculo


El Patio del Tabernáculo estaba rodeado de columnas y mantas hechas de lino. Dentro de él los kohanim (sacerdotes) comían la carne de las ofrendas, y estaba prohibido el ingreso de una persona impura.


La Mitzvá de donar materiales para el Tabernáculo está referida en la Torá con el lenguaje “Tomarán para Mí una donación”, en lugar de decir “Darán para Mí…”. ¿Por qué esto es así? Cuando donamos materiales para el Tabernáculo de Hashem, en realidad estamos acercando a D-os hacia nosotros. Esto no es un acto de “dar”, sino un acto de “tomar”. Cualquier inversión de esfuerzo que hagamos para realizar la voluntad de Hashem es ante todo una inversión para nuestro propio beneficio.


¨SHABAT SHALOM¨


52 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo