top of page

Parasha Miketz


PARASHA MIKETZ
.pdf
Descargar PDF • 1.98MB

DEDICADO PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

EDMUND BEN SHLOMO MISHAAN Z”L

PARA EL ÉXITO, SALUD Y PROSPERIDAD DE SUS DESCENDIENTES

QUE SIEMPRE TENGAN ALEGRÍAS, SATISFACCIONES

Y ABUNDANCIA EN LO ESPIRITUAL Y MATERIAL


En la Parasha anterior de Vayesheb describimos la vida de Yosef y sus hermanos, la venta de Yosef a los egipcios como esclavo y la interpretación de los sueños del jefe de los coperos y el jefe de los panaderos. Nuestra Parasha relata los sueños del Faraón y su interpretación, la grandeza de Yosef y el reencuentro de Yosef y sus hermanos.


Yosef en la cárcel:

Desde que Yosef interpretó el sueño del jefe de los coperos y le pidió que abogue por el delante del Faraón para que lo saque de la cárcel, transcurrieron dos años y Yosef continúa encarcelado.


Nuestros Sabios nos enseñan que Yosef debía ser liberado dos años antes y la razón por la cual todavía no fue liberado es que le pidió al jefe de los coperos que abogue por él. Esto nos viene a enseñar que la persona debe comprender que el mundo gira según la voluntad Divina y no según nuestra voluntad. Si la persona necesita algo debe pedírselo a Hashem y no a su prójimo. Yosef tenía que haber dirigido su pedido a Hashem y no al jefe de los coperos, por ello se tuvo que quedar dos años más en la cárcel. Esta es la forma en la que debe actuar una persona tan grandiosa como Yosef, cuya confianza en Hashem es absoluta, a las personas simples como nosotros nos está permitido hacer el mayor esfuerzo de forma natural para lograr nuestros objetivos, teniendo siempre claro que el pedido debe ser dirigido a Hashem en todo momento y solo después hacer lo máximo que está en nuestras manos.


Los sueños del Faraón:

Al final de los dos años, el Faraón tiene un sueño extraño, en su sueño ve siete vacas sanas y hermosas que suben del río Nilo, después de ellas suben del río siete vacas feas y demacradas, para su sorpresa las vacas demacradas engullen a las sanas. Ahí el Faraón se despierta y al volverse a dormir tiene un sueño parecido, en este sueño ve siete espigas sanas y buenas que suben y tras ellas suben siete espigas secas y abatidas. Entonces, las siete espigas secas engullen a las siete espigas buenas, y ahí el Faraón se despierta de su sueño.


El Faraón busca una interpretación a su sueño:

En la mañana el Faraón les relata sus sueños a los sabios de Egipto y les exige una interpretación, ellos intentan interpretarlos de distintas maneras, sin embargo, ninguna de sus interpretaciones se asienta en su corazón. Entonces, el jefe de los coperos le cuenta al Faraón como Yosef interpretó su sueño y el del jefe de los panaderos y como su interpretación fue precisa. El Faraón ordena sacar a Yosef de la cárcel y traerlo delante de él. Cuando Yosef se encuentra frente al Faraón se adelanta diciendo que solo si Hashem le revela la interpretación del sueño él podrá descifrarla, pero no puede hacerlo por sí mismo.


La interpretación de los sueños:

El Faraón le relata sus sueños a Yosef y él los interpreta de la siguiente manera: Las siete vacas sanas y las siete espigas sanas representan siete años de abundancia. Las siete vacas demacradas y las siete espigas secas representan siete años de hambruna. La interpretación de los sueños es que al principio habrán siete años de abundancia, sin embargo, tras ellos vendrán siete años de gran hambruna. Y la razón por la cual las vacas y las espigas malas engulleron a las buenas es porque la hambruna de esos siete años será tan grande que se olvidarán de los siete años de abundancia. El sueño se le apareció de dos maneras distintas puesto que los siete años de abundancia y los siete años de hambruna comenzarán inmediatamente. Yosef le recomienda al Faraón nombrar a un hombre sabio y astuto para reunir toda la cosecha posible de los campos y los frutos de los árboles en los años de abundancia para tener comida en los años de hambruna.


Yosef se engrandece:

Esta interpretación se asienta en el corazón del Faraón y de sus sabios, ellos se asombran de la grandeza de Yosef y el Faraón decide nombrar a Yosef como virrey y responsable de la recolección de comida en los años de abundancia y su distribución en los años de hambruna. El Faraón le cambia el nombre a Yosef por “Tzafenat Paneaj” (El que descifra misterios) y le da como mujer a Osnat la hija de Potifar. En esta época Yosef tiene 30 años.


Los años de abundancia:

Efectivamente los siguientes años fueron años de gran abundancia en frutos y cosecha, Yosef nombra funcionarios que reúnan todos los frutos y cosecha posible y lo cuiden en depósitos especiales.


Los hijos de Yosef:

En esos años Yosef tuvo dos hijos, al mayor lo nombró Menashe – de la palabra “Shajeja” (Olvido), para agradecer a Hashem por haberle dado grandeza y hacerlo olvidar los sufrimientos que le causaron sus hermanos. Al segundo hijo lo nombró Efraim – de la palabra “Pria Verevia” (Fructificar), para agradecerle a Hashem por bendecirlo con hijos.


Los años de hambruna:

Entonces, terminan los años de abundancia y comienzan los años de hambruna, nada crece ni en los campos ni en los árboles, no solamente en Egipto si no también en los países adyacentes. Yosef abre los tesoros de comida y vende comida a los egipcios y a los países vecinos.


El descenso de los hermanos a Egipto:

También en la Tierra de Kenaan (Israel) prevalece la hambruna, por ello los hermanos de Yosef descienden a Egipto a comprar comida, a excepción de Binyamin único hermano de Yosef de la misma madre – Rajel (El resto de los hermanos eran de otras madres), Yaacob teme enviarlo después de lo ocurrido a Yosef.


Los hermanos se encuentran con Yosef:

Los hermanos se presentan delante de Yosef, quien era el encargado de la venta de la comida y se prosternan delante de él. Ellos no lo reconocen, cuando lo vendieron tenía 18 años, ahora tiene 30 años y su barba creció. Sin embargo, Yosef si los reconoce y recuerda sus sueños en los cuales ellos se postraban delante de él. Él también recuerda como lo expulsaron de la casa de su padre y lo vendieron a los egipcios y por ello decide hacerlos sufrir.


¿Cómo es posible que Yosef quiera vengarse de sus hermanos y pasar por la prohibición de la Tora de “No tomarás venganza”? Nuestros Sabios nos revelan que Yosef sabía que sus hermanos iban a recibir un castigo como consecuencia por haberlo vendido como esclavo y él quería que el sufrimiento que les iba a causar expiara por sus acciones y no fueran castigados. Esta tiene que ser la verdadera visión sobre los sufrimientos y las dificultades que pasa la persona en el mundo, aunque en el momento no comprendamos su beneficio la Tora nos revela que Hashem maneja el mundo y todo lo hace por nuestro bien. Yosef poseía Ruaj Hakodesh (Providencia Divina) y esto le permitía ver lo que sucedería y ayudar así a sus hermanos.


Yosef acusa a sus hermanos:

Yosef los acusa diciendo que su propósito al venir a Egipto no es comprar comida sino espiar y les exige que le cuenten la historia de sus vidas. Cuando ellos le cuentan que uno de sus hermanos falleció y que su hermano menor se quedó con su padre, les ordena regresar a Kenaan y traerlo para demostrar que no mintieron, mientras tanto Shimon permanecerá en la cárcel para obligarlos a regresar. Yosef ordena que les llenen los sacos con cosecha y colocar en sus bolsas el dinero que pagaron por ella.


El regreso de los hermanos a la Tierra de Kenaan:

Cuando llegan delante de Yaacob su padre, le relatan lo sucedido con el virrey de Egipto quien les ordenó traer a su hermano menor. Yaacob no está de acuerdo con ello debido a que teme que a Binyamin le ocurra la misma tragedia que a Yosef su hermano. Sin embargo, tras haber terminado la cosecha que trajeron de Egipto, Yaacob no tiene más remedio que enviarlo con ellos, Yehuda toma sobre sí la responsabilidad del bienestar de Binyamin.


El descenso de los hermanos a Egipto junto a Binyamin:

Cuando llegan a Egipto, Yosef les ordena venir a su casa. Los hermanos le cuentan al encargado de la vivienda de Yosef acerca del dinero que encontraron en sus bolsas, pero el encargado los tranquiliza diciendo que el dinero está en sus manos y lo que encontraron en sus bolsas fue enviado por Hashem y les trae a Shimon su hermano. Yosef llega a su casa y les pregunta cómo se encuentra Yaacob su padre, cuando ve a Binyamin se despierta en él la misericordia, se retira a su cuarto y llora. Cuando regresa delante de sus hermanos los sienta a comer en orden de edad, cosa que sorprende a los hermanos, ¿Cómo es posible que sepa el orden de edad?


La trama de Yosef y Binyamin:

Al finalizar la comida, Yosef le ordena al encargado de su casa llenar sus bolsas con cosecha y colocar nuevamente el dinero que pagaron por ella, también le ordena colocar la copa de Yosef en la bolsa de Binyamin. En la noche los hermanos duermen en la casa de Yosef y en la mañana salen a su camino. Entonces, apenas salen de la ciudad llega donde ellos el encargado de la casa de Yosef y los culpa por hurtar la copa del virrey con la cual predice el futuro. Los hermanos niegan haberla robado, sin embargo, tras una búsqueda exhaustiva encuentran la copa en la bolsa de Binyamin. Los hermanos rompen sus vestimentas a causa de su gran angustia y regresan junto a él donde Yosef. Yosef los reprende por haber hurtado su copa, Yehuda se disculpa y dice que Binyamin no fue quien hurtó la copa y no sabe cómo llegó a su bolsa, pero está claro que Hashem está haciendo esto para castigarlos por sus transgresiones, es por ello que están dispuestos a quedarse y servirle como sus esclavos. Yosef les dice que él quiere únicamente a Binyamin – quien tenía la copa en sus manos y ellos pueden regresar en paz a su padre.


“SHABAT SHALOM”



33 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Parasha Emor

Comments


bottom of page