top of page
Buscar
  • Editorial Or LeIsrael

Parasha Itro

Actualizado: 16 feb


PARASHA ITRO
.pdf
Download PDF • 1.92MB

DEDICADO PARA EL ÉXITO, SALUD Y PROSPERIDAD

DE LOS EMBAJADORES DE LA YESHIVA VIRTUAL ARIE LEIB BEN SHLOMO Z”L

QUE SIEMPRE TENGAN ALEGRÍAS, SATISFACCIONES Y ABUNDANCIA EN LO ESPIRITUAL Y MATERIAL


En la Parasha anterior de Beshalaj describimos algunos de los eventos que le ocurrieron al Pueblo de Israel en el desierto. En nuestra Parasha relataremos la continuación de los eventos, principalmente lo ocurrido en el Monte Sinai y los Diez Mandamientos.


Itro se dirige hacia Moshe:

La noticia de los milagros que Hashem hizo al Pueblo de Israel en la salida de Egipto llega al mundo entero. También el sonido de las aguas del Yam Suf (Mar Rojo) fue escuchado en todo el mundo. Itro, el suegro de Moshe decide averiguar lo ocurrido y defender la verdad. Él toma a su hija Tzipora, la mujer de Moshe y a sus dos hijos Gershom y Eleazar – quienes se quedaron con él desde que Moshe los trajo de Egipto debido al peligro que estar ahí generaba para ellos, y se dirige al desierto a encontrarse con Moshe.


El mundo entero escucha los grandes milagros que Hashem realiza al Pueblo de Israel, sin embargo, nadie intenta aclarar el significado de los acontecimientos, ¿Puede ser que la Avoda Zara (Idolatría) a la que han servido toda su vida es realmente una mentira? Todos continúan como si nada hubiera pasado a excepción de Itro. ¿Qué tiene Itro de especial? Él buscó la verdad, quien busca la verdad la encontrará incluso si está haciendo Avoda Zara.


Itro se convierte al judaísmo:

Moshe le relata a Itro todo lo ocurrido al Pueblo de Israel desde la salida de Egipto hasta este momento, cómo Hashem se ocupó de que no les faltara agua y alimento y cómo los salvó de sus enemigos. Itro se regocija con gran alegría por la salvación del Pueblo de Israel. Él se sorprende de los grandes milagros de la salida de Egipto y reconoce que Hashem es un Di.s real, decide convertirse y unirse a los judíos. Itro ofrenda Korbanot (Sacrificios) para Hashem y en honor a su integración al Pueblo de Israel, Moshe, Aharon y los sabios del Pueblo celebran un gran banquete.


El consejo de Itro a Moshe:

En la mañana Itro observa que Moshe se sienta a juzgar al Pueblo y también les enseña la sabiduría y moralidad de la Tora, durante todo el día. Itro le aconseja a Moshe nombrar personas bajo su mando que tengan temor a Hashem, sean rectos y valientes, a quienes no sea posible sobornar y no teman de las personas, para que ellos juzguen al Pueblo y únicamente se dirijan a Moshe en casos especialmente complicados. Moshe acepta su consejo.


Itro regresa a Midian:

Tras la entrega de la Tora Itro decide regresar a su país para convertir también a los integrantes de su familia al judaísmo, Moshe lo acompaña con grandes honores e Itro regresa a su país influenciando a toda su familia a convertirse.

El evento de la entrega de la Tora:

El Pueblo de Israel continúa su travesía y el día primero del mes de Sivan – un mes y medio tras la salida de Egipto, aparcan en el Monte Sinai. Hashem le ofrece al Pueblo de Israel recibir Su Tora y Sus Mitzvot (Preceptos) convirtiéndose así en el “Pueblo Elegido” – el Pueblo elegido por Hashem para que difunda Su existencia y reinado en el mundo entero y la forma en la cual debemos servir a Hashem, el Pueblo que adquirirá altos niveles espirituales, Pueblo al cual Hashem estará más cerca que del resto de las naciones.


El Pueblo de Israel acepta inmediatamente la propuesta de Hashem. Y el día Sábado 6 de Sivan del año 2248 desde la creación del mundo, Hashem desciende al Monte Sinai en un fuego ardiendo hasta el corazón del cielo, el monte se estremece y levanta humo, sobre él desciende una densa niebla y oscuridad – para que el Pueblo de Israel no vea el honor de Hashem que reposa sobre el monte, el mundo entero se llena de truenos y relámpagos, escuchándose una voz potente del Shofar que se hace cada vez más fuerte. El Pueblo de Israel está parado bajo el monte llenos de temor y miedo – ellos comprenden que junto al gran mérito que es ser el Pueblo de Hashem también hay una gran obligación. Moshe le advierte al Pueblo que no asciendan al monte inclusive si no tocan nada, Hashem reposa sobre el monte y deben actuar con mucho respeto.


La entrega de los 10 Mandamientos:

De repente, reina el silencio, toda la creación se calla y dentro del silencio se escucha la voz de Hashem entregándole 10 Mitzvot de las 613 Mitzvot de la Tora al Pueblo de Israel. El resto de las Mitzvot se las entregará más adelante. Estas Mitzvot son generales y la base de toda la Tora, dentro de ellas están incluidas todas las Mitzvot de la Tora, y es por ello que Hashem las escogió como preparación para la entrega de la Tora – estas Mitzvot son llamadas los 10 Mandamientos. Y ellas son:


1. El precepto de creer en Hashem, que es nuestro Di.s y que nos sacó de Egipto.

2. La prohibición de hacer idolatría.

3. La prohibición de expresar el nombre de Hashem en vano.

4. Recordar el día de Shabat y esperarlo durante toda la semana; y en Shabat mismo no hacer ninguna labor prohibida (el Shabat fortalecer la fe de que Hashem creó el mundo en seis días y el séptimo día cesó).

5. La mitzvá de honrar al padre y a la madre.

6. La prohibición de robar.

7. La prohibición de matar.

8. La prohibición de cometer adulterio.

9. La prohibición de dar falso testimonio.

10. La prohibición de desear las posesiones del compañero.


El Pueblo de Israel se asusta de escuchar la voz de Hashem:

En el momento en el cual el Pueblo de Israel escucharon la voz Divina sanaron todos los enfermos y se escaparon del miedo que sintieron, los ángeles tuvieron que regresarlos al pie del monte. El Pueblo de Israel se asustó tanto de escuchar la voz de Hashem que le pidieron a Moshe que el resto de las Mitzvot las escuche él de Hashem y luego se las transmita al Pueblo. Para recordar el día de la entrega de la Tora Hashem nos dio el día 6 de Sivan, la Festividad de Shabuot – la Festividad de la entrega de la Tora.


Nuestros Sabios nos enseñan que antes de que Hashem le ofreciera la Tora al Pueblo de Israel, se la ofreció al resto de las naciones, sin embargo, ellos no aceptaron recibirla ¿Por qué? Los descendientes de Esav señalaron la prohibición de matar como algo muy difícil para ellos, lo cual les sería imposible cumplir. Los descendientes de Ishmael señalaron la prohibición de robar como algo que no se adapta a su visión del mundo. Y así sucesivamente, cada nación y su dificultad en el cumplimiento de las Mitzvot de la Tora. Con respecto al Pueblo de Israel ¿Acaso las Mitzvot son fáciles para ellos? Las naciones del mundo veían la Tora y temieron de no ser capaces de cumplirla. Sin embargo, el Pueblo de Israel vieron la entrega de la Tora y comprendieron que, si el Creador del Universo les ofrece la Tora por supuesto que serían capaces de cumplirla, incluso valdría la pena observarla. Hashem cree que nosotros seremos capaces de superar todas las dificultades, nosotros debemos también creer esto.


La orden de la construcción del Mizbeaj (Altar):

Hashem le ordena al Pueblo de Israel construir un Mizbeaj para ofrendar en él Korbanot para Hashem, y hacer una rampa lisa sin escaleras para subir en ella los órganos del Korban (Sacrificio) al Mizbeaj, sin que tengan la necesidad de dar pasos grandes y con ello se descubran sus vestimentas, sino que darán pasos cortos con dignidad.


“SHABAT SHALOM”




19 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page