Buscar
  • Editorial Or LeIsrael

Parasha Itró

Actualizado: 17 jul


PARASHAT ITRO
.pdf
Download PDF • 1.88MB

DEDICADO PARA EL ÉXITO Y LA PROSPERIDAD DE LA FAMILIA KAUFMAN.

SIEMPRE AMERITEN A HACER MITZVOT Y AYUDAR AL PUEBLO DE ISRAEL

ABUNDANCIA EN TODO LO ESPIRITUAL Y MATERIAL, SALUD Y ALEGRÍA.


Los grandes milagros que Hashem hizo con el Pueblo de Israel cuando salieron de Egipto fueron escuchados en toda la humanidad. También se escuchó la partición del Mar Rojo, puesto que se partieron todas las aguas del mundo tambien. Itró, el suegro de Moshé, al escuchar todo lo que ocurrió decidió acercarse para averiguar al respecto y fue a encontrarse con Moshé en el desierto.


Toda la humanidad escuchó los grandes milagros que le ocurrieron al Pueblo de Israel, pero nadie se interesó en averiguar de qué se trataba, quizás la idolatría a la que servían toda su vida era una gran mentira.

¿Qué tenía Itró de especial? ¡Itró estaba en la búsqueda de la verdad!

Incluso cuando la verdad es tan clara y no hay duda con respecto a ella, no es suficiente su fuerza para influenciar a la persona, si la persona misma no está interesada en aceptarla.


Moshé le relató a Itró todo lo que aconteció con el Pueblo de Israel desde que salió de Egipto, y cómo Hashem se preocupó por ellos dándoles de comer y de beber y cómo los salvó de sus enemigos. Itró se alegró mucho por la salvación de Israel. Se sorprendió de los grandes milagros que ocurrieron en la salida de Egipto y le agradeció a Hashem, el Di.s verdadero, y no a la idolatría a la que había servido hasta aquel momento; Itró se sorprendió principalmente del castigo que recibieron los egipcios al ahogarse en el mar, pues eso fue un castigo por haber ahogado a los niños hebreos en el río, entonces decidió convertirse y formar parte del Pueblo de Israel.


Podemos preguntarnos: ¿Acaso Hashem que tiene fuerza infinita, tal como lo mostró con las diez plagas, tiene que castigar a aquellos que ahogaron a sus hijos exactamente con el mismo castigo que merecen? ¿Acaso no puede darles un castigo un poco más fuerte de lo que merecen? No obstante, exactamente de esa manera Itró se dió cuenta que Hashem es el Di.s verdadero, que no tiene la cualidad de venganza, sino que es el verdadero Di.s que hace juicios auténticos. Por lo tanto, sólo a Él debemos servir.


El Pueblo de Israel continuó con su trayecto, y el primero de Siván (un mes y medio después de que salieron de Egipto) acamparon enfrente del Monte Sinaí. Tres días después, el 3 de Siván, Hashem le ofreció al Pueblo de Israel recibir la Torá y las Mitzvot, y de esa manera convertirse en el Pueblo Elegido, aquel que Hashem eligió para que publique Su existencia y Su reinado en el mundo y que muestre la manera en la que hay que Servirlo; aquel pueblo que va a tener el privilegio de tener el nivel espiritual más elevado, pueblo al que Hashem está más cercano que al resto de las naciones. El pueblo de Israel aceptó la propuesta de inmediato diciendo ¨Naase ve Nishma¨ (Haremos y Escucharemos)


No se requiere demasiado de nosotros para poder enseñar e influenciar a los demás, basta con que nosotros cumplamos con nuestras obligaciones. El ejemplo personal es más fuerte que cualquier palabra que se pueda decir.


Al pueblo de Israel le quedaron tres días para prepararse para el mayor y más importante acontecimiento de la historia de la humanidad, “la entrega de la Torá por medio del Creador del universo, el propósito de la creación del mundo”.


El tercer día, en Shabat, el 6 de Siván del año 2248 a partir de la creación del Mundo, Hashem descendió sobre el Monte Sinaí, en medio de un fuego que subía hasta el cielo, el monte se estremecía y sacaba humo, y cayó sobre el monte una densa niebla y oscuridad (para que el Pueblo de Israel no fuera a ver el honor de Hashem reposando sobre el monte). En todo el mundo se veían rayos y se oían truenos. Entonces, se escuchó el sonido estruendoso del shofar que se iba haciendo cada vez más fuerte.


El Pueblo de Israel se encontraba al pie del monte Sinaí, todos llenos de temor y reverencia (entendían que además del gran privilegio de ser el Pueblo de Hashem, esto también representaba una gran responsabilidad). Moshé le advirtió al Pueblo que no vayan a subir al monte, ni siquiera a tocar el extremo, ya que Hashem estaba reposando sobre él, y había que comportarse con seriedad y respeto absoluto.


De pronto, el silencio reinó, toda la creación estaba en silencio, y dentro del silencio se escuchó la voz de Hashem entregándole al Pueblo de Israel 10 de las 613 mitzvot de la Torá. El resto de las mitzvot les fueron entregadas después.

Estas diez mitzvot, son preceptos generales que representan la base de la Torá, e incluyen en ellas todas las mitzvot de la Torá, y por eso es que Hashem las eligió como una preparación para la entrega de la Torá. A estos preceptos se les denomina “los diez mandamientos”.


Y estos son:


1. El precepto de creer en Hashem, que es nuestro Di.s y que nos sacó de Egipto.

2. La prohibición de hacer idolatría.

3. La prohibición de expresar el nombre de Hashem en vano.

4. Recordar el día de Shabat y esperarlo durante toda la semana; y en Shabat mismo no hacer ninguna labor prohibida (el Shabat fortalecer la fe de que Hashem creó el mundo en seis días y el séptimo día cesó).

5. La mitzvá de honrar al padre y a la madre.

6. La prohibición de robar.

7. La prohibición de matar.

8. La prohibición de cometer adulterio.

9. La prohibición de dar falso testimonio.

10. La prohibición de desear las posesiones del compañero.


Para recordar el día de la entrega de la Torá, Hashem nos dio el día 6 de Siván la festividad de Shavuot, la fiesta de la entrega de la Torá.


¿Por qué la Torá fue recibida por el Pueblo de Israel?


Nuestros Sabios nos enseñaron que antes de que Hashem le ofreciera la Torá al Pueblo de Israel, se la ofreció al resto de las naciones, pero ellos no quisieron recibirla ¿Por qué?.

Los descendientes de Esav vieron la prohibición de matar como algo muy difícil de cumplir. Los descendientes de Ishmael vieron la prohibición de robar como algo que no iba de acuerdo con su forma de vida. Y así sucesivamente, cada nación con sus propias dificultades en el cumplimiento de las mitzvot de la Torá.

¿Acaso para el pueblo de Israel todas las mitzvot eran fáciles?

Las naciones del mundo vieron la Torá, y temieron de no poder cumplirla. Pero el Pueblo de Israel se enfocó en quién entregó la Torá y se dieron cuenta que si el Creador del mundo se las está ofreciendo seguramente van a poder cumplirla, por esta razon la expresión ¨Naase ve Nishma¨ haremos y luego escucharemos (entenderemos) de que se trata.


“SHABAT SHALOM”


36 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo